metal, Samuel Segura, Premio de Novela Juvenil Universo de Letras
Especiales

“Los metaleros también nos enamoramos”

‘Metal’ es la novela escrita por Samuel Segura y ganadora de la segunda edición del Premio de Novela Juvenil Universo de Letras que se presentó ayer en la Ciudad de México en el auditorio del Centro Cultural Bella Época.

La historia trata de una mujer joven que toca la batería en una banda de metal y que carga con una herencia de su padre que la persigue.

La presentación estuvo a cargo del autor y de Armando Vega Gil, músico, escritor e integrante fundador de la banda de rock Botellita de Jerez, quien además dirige un taller de escritura, en el que Samuel Segura trabajó su novela. 

Aunque la obra concursó con el nombre ‘Maldito sea tu nombre’, título de una canción de la banda española de heavy metal Ángeles del infierno,  el título definitivo se quedó en ‘Metal’.

“Al final, cuando se decidió que el nombre iba a ser Metal, yo estaba un poco renuente, porque me gustaba el primer título, pero ahora creo que es muy propicio porque la palabra metal no habla sólo de música, el peso de un arma. Ahora que lo veo, es muy propicio el nombre, porque es ese peso, es esa carga, es esa herencia”, dijo el autor sobre el nombre y trama de la novela.

“Hay un personaje en la novela que tiene las características de alguien de quien yo me enamoraría, porque sí: los metaleros también nos enamoramos. Los metaleros también lloran y muy cañón. A veces parece que no, pero el amor también es un tema en el metal (género musical). Hay un montón de baladas chingonas, desgarradoras, hasta de bandas que son muy pesadas. A Metallica se le recriminó que sacara una balada en su segundo disco, la canción es Fade to blackes una canción muy oscura, que más bien habla del suicidio, pero el ritmo es como el de una balada, los metaleros después de una peda lloramos por el amor, entonces en la novela todo este asunto está ahí un poco permeado”,  afirmó el autor.

A la presentación también asistió el escritor y director de Radio UNAM, Benito Taibo, quien confesó que la novela le encantó y reconoció el trabajo realizado, “sí, pudo haber estado escrita por una mujer, eso que hizo Samuel es francamente complejo: quitarse los atavismos culturales para hablar desde la perspectiva femenina es muy difícil, y lo digo también como escritor, que cada vez que tengo un personaje femenino sufro enormemente. Maravillosa novela que se lee como se leen las novelas: emocionado y de un suspiro sin poder parar”. 

“Esta es una novela que van a disfrutar mucho los que son metaleros, pero también los que no lo son, quiero dejar eso muy claro, pues el asomarse a las letras de las canciones incluidas en el libro es brutal. El libro lo puede leer alguien que ni siquiera esté interesado en el metal, pues la historia de la novela por sí sola tiene un poder de atracción y una construcción muy rica”, externó Armando Vega Gil, quien también reveló que la búsqueda de venganza y reivindicación son temas que atraviesan la historia de la protagonista, una mujer que toca la batería y que vive en un lugar llamado “Hecatepec”.

metal, Samuel Segura, Premio de Novela Juvenil Universo de Letras
Armando Vega Gil, integrante de Botellita de Jerez, y Samuel Segura, autor de “Metal”.

Los fragmentos de las canciones incluidas en el libro contienen un alto grado de poesía y van desde la cumbia, el sonido rupestre de Rockdrigo González, hasta el metal. 

En la presentación se leyó al azar una estrofa de una canción, incluida en el libro, de At the gates, una banda sueca de death metal que pareciera que está hablando de Ecatepec, uno de los municipios más marginados y con más altos indices de violencia hacia la mujer en México. 

Un viento aullante de pesadillas 

aullando a través de las calles áridas

Congelada en el tiempo

la ciudad despertó, paralizada.

At the gates-At war with reality

Pregunta : La historia de Corazón sicario, novela de Gibrán Valle Alarcón publicada en 2016, que también ganó este premio se desarrolla en Iztapalapa y tu novela está relacionada con Ecatepec, ambas son zonas periféricas de la Ciudad de México y que han sido marginadas. ¿Qué consideras que esté llamando la atención de la literatura, digamos literatura de la periferia, y cómo impulsar la creación y visibilización en estas zonas?

“Muy interesante. Porque hay un escritor que yo aprecio mucho que se llama Emiliano Pérez Cruz, se le llama el ‘Cronista de Neza‘, él desde los años 80, 90, escribió sobre ciudad Nezahualcóyotl y tuvo un buen repunte en su momento. 

“De hecho cuando vi la película Roma, hay una parte donde aparece Neza en los años 70, y cuando vi esa parte me acordé de Emiliano y cómo él describía Neza en sus crónicas. Lo que digo es que, de pronto, hay escritores que sólo escriben de la colonia Condesa, de la colonia Roma y de alguna forma se limitan.

“Y sí hay escritores en Ecatepec, por supuesto que hay, pero no son visibles, definitivamente no lo son, y si esto, la publicación de mi novela, puede, de alguna forma, ayudar a que se visibilicen, pues está chido, pero nada más, o sea no es una intención abrir brecha. Pero sí pensé, claro, este es mi tema, yo viví en Ecatepec toda mi vida, de eso tengo que hablar, de eso sé; del metal y de Ecatepec, de eso puedo hablar, no puedo hablar de la colonia Condesa, aunque eso es respetable, por supuesto.” 

El tiraje de ‘Metal’ es de cinco mil ejemplares y estuvo a cargo del Fondo de Cultura Económica y de la Universidad Nacional Autónoma de México, instituciones que convocan el Premio de Novela Juvenil Universo de Letras. 

En Spotify hay un playlist en el que se pueden escuchar las canciones mencionadas en la novela y que enriquecen la experiencia del lector. 

Puedes escucharlo en este enlace: https://open.spotify.com/playlist/6wIfSM8T9Nzsk7lSiYN8yb?si=dESRbbstRb2NOM7MSE4ONA

Comentarios
Osiris C. López
Osiris C. López
Estudió filosofía en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Actualmente, está en el proceso de obtener el título, sin embargo, afirma, el papel es algo que le tiene sin cuidado. Lo que sí le importa es estar siempre en contacto con las letras, esas que leyó desde niño y que ahora maneja para crear historias, sus historias.