Local

Maestras denuncian robo durante las vacaciones

Dos maestras de primer grado de la escuela primaria Leona Vicario denunciaron que durante el periodo vacacional de diciembre les robaron de sus aulas dos grabadoras con las que realizan algunas actividades escolares.

De acuerdo con la queja de las maestras, durante las vacaciones de fin de año, que terminaron el pasado 8 de enero, en la escuela estuvieron laborando albañiles y trabajadores de la empresa que actualmente pone el techado de la institución y que fue contratada por el ayuntamiento de Miahuatlán de Porfirio Díaz.

Por estos trabajos la escuela estuvo abierta y hubo empleados laborando, por lo que no saben quién pudo haber sacado las grabadoras de sus aulas.

“Nos causa impotencia no poder hacer algo, el hecho de aceptar que ya se perdieron y quedarnos así, el no tener a quién reclamarle”, sostuvo una de las profesoras al hacer pública su denuncia, la cual ya fue enviada a la dirección de la escuela y a la supervisión, sin embargo, no han obtenido una respuesta a su petición: recuperar sus herramientas de trabajo.

En ese sentido, las maestras de la primaria Leona Vicario afirmaron sentirse impotentes porque nadie se ha hecho responsable del hecho, sin embargo, sostuvieron que no interpondrán una denuncia ante el Ministerio Público porque es un trámite tardado, que les quitaría tiempo y dinero, por eso optaron por hacer pública la situación, a través de este medio e informando de lo sucedido al comité de padres de familia.

“Sabemos que nos van a decir ‘ay por tu grabadora que cuesta mil 800 0 tres mil 500, pues mejor ahí le dejamos. Lo que queremos es hacer público que fuimos víctimas de este robo que son nuestras herramientas de trabajo, nos sirven, son de nuestra propiedad, porque con el afán de que el trabajo salga adelante nosotras trajimos nuestras grabadoras”, agregó la otra maestra.

Y es que las profesoras relataron que los aparatos electrónicos son suyos y que tuvieron que llevarlos a la escuela porque las grabadoras que tiene la institución no alcanzan para todos los maestros y tienen que estar rotándolas, por eso optaron por tener la propia en su salón.

“Nos da tristeza que en nuestro centro de trabajo no haya seguridad, no haya respeto, queremos que se nos repongan estos aparatos. Y que las personas que lean esto nos ayuden a identificar o que si saben de alguien o si les llevaron unas grabadoras a vender que nos lo hagan saber”, solicitó la profesora.

Además, detallaron que los aparatos son marcas Daewoo y Sony; la primera de color gris, redonda y pequeña con un costo aproximado de mil 800 pesos. En tanto, la Sony es negra con rojo, grande y con entradas para USB, CD y otras funciones con un costo de alrededor de tres mil pesos.

“Sabemos que a veces las cosas se solucionan más en las redes sociales que con las autoridades correspondientes por eso nos atrevemos a publicar este delito”, finalizaron.

 

 

Comentarios