Local

Instalan alarma vecinal para combatir la inseguridad

Habitantes del barrio Arriba de Miahuatlán de Porfirio Díaz decidieron actuar para terminar con el índice delictivo que los estaba afectando desde el año pasado.

Cansados, entre otros delitos, de los robos y tocamientos a mujeres, especialmente durante las primeras horas del día, cuando algunas jóvenes se dirigen a sus escuelas o lugares de trabajo, los vecinos se unieron para encontrar una solución al aumento de la inseguridad en sus calles.

Primero se reunieron algunos, quienes empezaron a discutir formas de terminar con los delincuentes: alguien propuso dotar de silbatos a todos para que los utilizaran en caso de emergencia o dificultad, la propuesta no recibió el apoyo de la mayoría porque fue considerada insuficiente.

Otro propuso poner lonas con la leyenda de vecinos unidos. Esta otra también fue desechada porque en algunas calles se han cometido delitos justo frente a esos mensajes.

Fue así como alguien propuso comprar e instalar una alarma que sonara en todo el barrio y alertara a todos los vecinos de que algo estaba ocurriendo. La propuesta fue aceptada por la mayoría, ahora había que investigar cómo funciona una alarma de este tipo, cuánto cuesta, sus alcances, etcétera.

En sólo tres reuniones, los ciudadanos se pusieron de acuerdo para adquirir la alarma de la que una de las vecinas se hizo cargo de investigar costos, funcionamiento, alcance y otros detalles.

Sin perder más tiempo cooperaron para juntar los ocho mil pesos que cuesta el dispositivo y lo mandaron traer desde Puebla. Inmediatamente lo instalaron en la calle Manzano y lo echaron a andar.

Además, pidieron la cooperación de las corporaciones de seguridad para que a éstas también les llegue la señal de alerta y atiendan el llamado en el punto exacto desde el que se active la alarma.

rencontre uderzo goscinny Nuevo año, más seguridad

A las diez de la noche del  pasado 4 de enero el sonido de una alarma irrumpió la tranquilidad de uno de los primeros días del año en las calles del barrio Arriba.

Algunos habitantes de la zona no se movieron de sus casas y sigilosos escucharon lo que parecía la alerta de asalto de la sucursal de una caja de ahorro que está en la esquina de las calles Hidalgo y Tamarindo.

Minutos después escucharon las sirenas de las ambulancias y las patrullas. Entonces pensaron que algo grave había sucedido, con ese pensamiento se fueron a dormir y a esperar el otro día para saber qué fue los que pasó en los alrededores de sus viviendas.

No hubo una urgencia: el sonido y la movilización policíaca, de elementos de emergencia e incluso del Ejército mexicano formó parte del primer simulacro de los vecinos organizados, quienes activaron su alarma y recibieron el apoyo de diversas corporaciones para probar el artefacto recién adquirido. Quienes se asustaron la noche anterior no habían asistido a las reuniones vecinales.

click here Un barrio organizado

El barrio Arriba es la primera zona en Miahuatlán de Porfirio Díaz donde los pobladores se organizan para, con sus propios medios, combatir la inseguridad. La alarma que adquirieron funciona a través de un número telefónico que sólo tienen los que se unen al grupo y que al marcarlo activa el sonido de la alerta al que responderán todos los vecinos y las corporaciones de seguridad y emergencias con quienes la alarma ya está conectada, a petición de los habitantes organizados del barrio.

A esta alarma pueden suscribirse 800 usuarios; hasta el momento, 170 personas de las diferentes calles del barrio se han unido al sistema, pero aún quedan 630 espacios a los que puede acceder cualquiera que lo solicite y pague la cooperación de diez pesos para que su domicilio sea agregado a la base de datos, ya que la ubicación de su casa será la señal que se envíe en caso de que la alarma se active desde su número celular; además los pobladores ya se están organizando para instalar tres repetidoras en las zonas más alejadas del barrio para continuar su combate contra la delincuencia.

optionmint com El municipio absorbe el costo

En una nueva reunión realizada el viernes pasado, Simitrio García Ramos, director de la policía, informó a los vecinos organizados que el municipio de Miahuatlán les repondrá los ocho mil pesos que les costó la alarma para que con ese dinero continúen las acciones de vigilancia, por lo que los habitantes esperan que el reembolso se haga efectivo para decidir qué harán con el dinero.

site de rencontre pour personnes vivant avec le vih Disminuyen los delitos 

Con su organización, los vecinos afirman que los índices delictivos en su barrio han disminuido por eso continuarán en unión y realizando acciones para recuperar el entorno tranquilo y seguro que perdieron.

La alarma fue instalada en la calle Manzano del barrio Arriba.

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos y fotografías de Ojo de Agua sin la autorización de la dirección editorial. Contáctanos al 951 235 27 05 si quieres contratar nuestros servicios como agencia.

Comentarios