Obsoleto, el sistema de agua potable en Miahuatlán

El sistema que abastece de agua potable a Miahuatlán de Porfirio Díaz está en una situación de crisis: primero, por las tuberías que su antigüedad en algunos puntos llega hasta los 50 años y, segundo, por la succión indiscriminada que realizan algunos habitantes, ambas situaciones provocan la mala distribución del líquido en esta ciudad de la Sierra Sur.

Este es el diagnóstico del regidor de Obras del Ayuntamiento de Miahuatlán, Antonio Lita González, quien reconoce que el sistema es obsoleto, por lo que a diario se presentan fugas de agua en diversas colonias; en este sentido, afirma que es la falta de mantenimiento de las autoridades pasadas la razón del desgaste que se enfrenta ahora.

Casi todos los días, habitantes de esta ciudad reportan fugas en sus barrios y colonias. Las calles de Ciprés, Rayón, Hidalgo, Mariano Escobedo, 5 de Febrero son algunas en donde en las últimas semanas sus pobladores han enfrentado esta situación; además las colonias más afectadas son, principalmente, Televisa, La Merced y la 20 de Noviembre.

De acuerdo con Lita González, la mayoría de las tuberías de Miahuatlán son de asbesto, un material frágil y prácticamente en desuso, que las hace endebles ante cualquier situación, además agrega otro factor: la falta de mantenimiento de los gobiernos municipales, al grado de que no existe un plano de las líneas y válvulas con las que cuenta la ciudad, “a las galerías filtrantes la administración pasada no les dio servicio, las abandonaron por completo, nosotros llegamos y hubo ocasiones que tuvimos que buscar unas palas, unas barretas prestadas porque no había nada”, dice.

Por si no fuera suficiente, otro factor que se suma a las tuberías viejas y sin servicio son las tomas clandestinas que particulares, al amparo de la corrupción, han realizado en algunas líneas para captar más agua hacia sus domicilios.

“Hay casas o edificios que rentan departamentos y que tienen cisternas de 30 mil litros y una hasta de 50 mil litros, entonces al momento de abrir las válvulas el agua se va a las cisternas más grandes”, revela el regidor de Obras del municipio y agrega que algunos propietarios de estas tomas clandestinas cuentan con bombas de succión para acaparar el agua, razón por la que a muchos domicilios el líquido ya no llega.

La fuerza de las bombas de succión, afirma el regidor, también debilita las tuberías antiguas de asbesto que se truenan y que terminan en grandes fugas de agua.

A decir del funcionario municipal las colonias Porfirio Díaz y algunas partes de La Merced cuentan con tuberías de PVC, un material resistente que, hasta el momento, no ha provocado problemas, sin embargo, en el resto de la cabecera municipal los tubos están prácticamente inservibles porque su tiempo de vida ya pasó.

“La existencia de demasiadas fugas es por el hecho de que las tuberías están en muy mal estado, son tuberías de 40 e incluso 50 años”, reitera y afirma que para acabar con esta situación se tendrían que cambiar tramos y manzanas completas, sin embargo, no dio a conocer si en esta administración se tenga el proyecto de hacerlo.

En ese sentido, afirmó que las medidas que se han tomado es implementar vigilancia, en el caso de las tomas clandestinas con el objetivo de regularizarlas; además, buscan eliminar las malas prácticas entre los trabajadores municipales que distribuyen el líquido, ya que muchas veces se prestan para mandar más agua a alguna colonia en específico a cambio de algún pago irregular.

El caso de la calle Mariano Escobedo es particular porque a partir de marzo de este año se inició una repavimentación y que se supone tendría, primero, que haberse arreglado la tubería, sin embargo, ya con el nuevo encementado las fugas se siguen reportando.

De acuerdo con algunos habitantes de esta calle, consultados por Ojo de Agua, la repavimentación de la vía no incluyó la sustitución de la tubería, es decir, la obra se realizó sobre los tubo obsoletos que tienen más de 50 años de funcionamiento, que incluso con las nuevas obras presentaron fisuras y dejaban salir el agua, por eso las fugas se siguen presentando aun con la calle ya encementada.

 

9de30629-b7d3-4676-89c9-22fc862c2f9d
Advertisment
Comentarios
error: Contenido protegido!