Crimen en el callejón del Chopo

La tarde del lunes 14 de agosto, elementos de la policía municipal atendieron una llamada de emergencia con la que vecinos del callejón del Chopo, del barrio abajo de Miahuatlán de Porfirio Díaz, reportaron que uno de sus vecinos, el señor Pablo Osorio Gijón, llevaba varias horas sin salir de su domicilio.

Alrededor de las 4 de la tarde, los uniformados entraron a la vivienda y encontraron con signos de violencia, atado de manos y pies, el cadáver del señor Pablo Osorio, también conocido por sus vecinos como ‘Pablito’, quien, de acuerdo con un reporte, llevaba varias horas sin vida.

El cuerpo del hombre de entre 55 y 6o años de edad fue trasladado al panteón municipal para someterlo a la necropsia de ley y determinar las causas de la muerte que ayudarán a esclarecer el aparente homicidio, que vecinos presumen, podría tratarse de un robo.

Osorio Gijón era originario de Santa Catarina Coatlán, sin embargo, hace más de 50 años llegó a radicar a Miahuatlán de Porfirio Díaz, donde hizo su vida y contrajo matrimonio con la maestra Carmen Ramos Figueroa, una mujer que se dedicaba a la enseñanza y también a tratar con métodos alternativos dolencias y malestares, oficio que el señor Pablo realizó hasta sus últimos días.

De acuerdo con vecinos, desde la muerte de su esposa el señor Pablo vivió solo y se dedicó a curar de espanto y a sobar algunas partes del cuerpo a quienes recurrían en busca de sus servicios.

A decir de la gente que convivió con él, don Pablo fue un persona muy amable que al enviudar se quedó solo, se llevaba con todos sus vecinos y era muy creyente, “era una persona muy alegre ponía música por lo regular a las 5 de la mañana todos los días”, comentó desconcertado por los hechos un vecino.

Sin embargo, la mañana del lunes 14 de agosto el sonido de siempre no se escuchó y eso llamó la atención de los habitantes del callejón del Chopo, quienes presumen que el crimen se cometió durante la noche del domingo porque esa mañana la música todavía sonó.

“Lo que pedimos es que se esclarezca esto y se haga justicia”, comentó otra vecina que además relató que el señor Pablo no contaba con familiares en Miahuatlán de Porfirio Díaz y que vivía solo.

Este martes, el cuerpo de Osorio Gijón fue llevado a su comunidad de origen hasta donde se trasladaron algunos de sus vecinos del callejón del Chopo para darle el último adiós.

 

9de30629-b7d3-4676-89c9-22fc862c2f9d
Advertisment
Comentarios
error: Contenido protegido!