El año de Hidalgo

Por Esteban Arias Pinacho* 

Hoy más que nunca cobra vigencia aquella frase que se repiten cada tres años los políticos devenidos en “autoridades municipales” y que reza “es el año de Hidalgo que… a su progenitora el que deje algo”, y señalamos lo anterior ya que en Miahuatlán de Porfirio Díaz, y es de imaginarse que en otros municipios del estado, las “autoridades” están haciendo de las suyas al vender, entregar en comodato o simplemente “obsequiar” a parientes o amigos los bienes pertenecientes al pueblo.

Y es que nos hemos enterado que a últimas fechas el edil, que resultó más “chulo que precioso”, vendió la góndola que según “compró” al inicio de su mandato y hasta realizó una misa en pleno jardín municipal con el párroco para bendecir esa compra, y que serviría para brindar un servicio eficaz de limpia a este municipio, pero no nada más vendió la góndola, que dicho sea de paso ahora sí está funcionando en óptimas condiciones y no cuando la administraba el municipio que aparentemente se encontraba en una pésima situación y hasta la abandonaron para preparar su venta, esto recuerda a Carlos Salinas con Telmex o Zedillo con Ferrocarriles Nacionales y otras tantas artimañas de los políticos en el año de Hidalgo, sino que también ha vendido algunas camionetas.

Pero también lo que resulta oprobioso, es el comodato en que está a punto de dar del terreno con la construcción que quedara abandonada y donde se asentaría el famoso Hospital de Especialidades de la Sierra Sur y que sería la magna obra de la administración encabezada por el priista Diego Andrés Ramos Ramos, del cual fue secretario municipal el también presidente electo priista, Genaro Hernández, a Antorcha Campesina, según, para instalar un Albergue Cultural, la pregunta es ¿con quién consultó este edil panista, nos referimos al actual Medardo Ramírez Reyes, para la venta de la góndola, las camionetas y para dar en comodato esta construcción? y ¿de dónde sale el dinero con que pagó Antorcha Campesina al constructor del “Hospital de Especialidades”  por la deuda de Diego Andrés, que según ha trascendido asciende a $20, 000, 000.00 (veinte millones de pesos)?

Preguntas que seguramente quedarán sin respuesta por parte de las autoridades estatales y municipales, no hay que olvidar que también durante la administración de Juan Juan Ramos Ramos se entregó en comodato un terreno al Frente Popular Revolucionario (FPR),  donde se construiría un relleno sanitario y que su líder “regaló” a sus seguidores;  tampoco se debe olvidar que parte de los terrenos comunales del Cerro de la Cruz fue dada en comodato a unos particulares para que pusieran un supuesto centro de rehabilitación denominado “Cuarto y quinto paso” para que aquellas familias con problemas los solucionaran con la asesoría de personajes casi perfectos y  santos.

Si se sigue escarbando, seguramente se encontrara que  también el Cerro de “El Gueche” siguió similar camino, así como los Arcos que han sido invadidos, gracias a esas acciones de gobierno municipal tendentes a dar, entregar, regalar y otorgar en comodato propiedades que forman o formaron parte del patrimonio municipal.  

Y, ahora con el “logro”, del que se enorgullecen las actuales “autoridades”; de que catastro ha pasado o pasará a formar parte del municipio, los saqueos y tranzas proliferarán, máxime que anteriores alcaldes ya se aprestan a regresar al negocio en la próxima administración, todo ello en perjuicio de la ciudadanía más necesitada.

Pero, así las cosas estos 15 y 16 de septiembre vamos al unísono a gritar “Viva Hidalgo” y que … a su progenitora quien deje algo. 

*El autor es profesor jubilado, integrante del Consejo Consejo Consultivo Ciudadano de Miahuatlán y excandidato independiente al gobierno de este municipio. 

 

9de30629-b7d3-4676-89c9-22fc862c2f9d
Advertisment
Comentarios
error: Contenido protegido!