Candidatura truncada

La carrera para renovar el gobierno de Oaxaca ya inició. Desde hace varios meses los suspirantes hacen campaña disfrazada de eventos para dar a conocer supuestos logros dentro de cualquiera que sea su actual función, o de un supuesto, también, interés por el estado y sus habitantes. Sin embargo, a raíz de la renuncia de Alejandro Murat a la dirección del Infonavit, cargo que le confirió el presidente Enrique Peña Nieto, las piezas se han empezado a mover con más rapidez, al menos en el PRI.

Y es que es precisamente el Revolucionario Institucional el partido en el que suenan más nombres de probables precandidatos a la gubernatura, seguramente algunos se rumorean sólo para despistar y para, por qué no, subirle el ego tantito a varios priístas pues los mismos compañeros los definen “sin posibilidades”, sin embargo, hay otros que en verdad están haciendo su “luchita”, pues su sueño más codiciado es ser gobernador, aunque sus aspiraciones puedan caer incluso en la ilegalidad de las campañas anticipadas.

Luego de la renuncia del hijo del exgobernador José Murat, vino la licencia “indefinida” que Eviel Pérez Magaña pidió en el senado de la república para contender por la candidatura del PRI. Pérez Magaña llevaba tres años en el senado (la mitad de la encomienda), hace poco más de cinco años participó en la contienda por la gubernatura, es decir, esta sería, de ser el elegido, la segunda vez que busca llegar al gobierno de Oaxaca, lo que se traduce en que a este priísta le encanta estar de campaña en campaña.

Por si fuera poco, en una misma semana se dio la renuncia de Alfonso Gómez Sandoval a la Secretaría General de Gobierno para también participar en la contienda interna del PRI, entonces, hasta ahora, podemos decir que son tres los precandidatos a la gubernatura del Revolucionario Institucional: Alejandro Murat Hinojosa, Eviel Pérez Magaña y Alfonso Gómez Sandoval.

Los priístas están ansiosos por recuperar el gobierno de Oaxaca, luego de que por seis años la alianza que construyeron el PAN, PRD, PT y Convergencia les arrebatara el poder hegemónico que ejercieron en la entidad durante décadas. Recuperar el poder, es a lo que le tiran en el PRI estatal aunque antes tengan que contener la guerra que por supuesto hay dentro del mismo partido, serán muy compañeros de “ideología” pero cuando se trata de ganar se muerden entre ellos. Y entonces la piezas se empiezan a mover de lugar.

Y para muestra de los movimientos que se están dando en el tricolor lo que pasó con otro de los suspirantes, quien desde hace meses se andaba candidateando para ser el elegido del PRI, me refiero al director de Liconsa, otro de los cargos en el gabinete presidencial de los que se hicieron los priístas oaxaqueños, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, a quien parece sacaron de la jugada. Y es que se rumoró que dejaría Liconsa para entrar de lleno a la ruta por la gubernatura pero no, no pasó.

El lunes a través de twitter Héctor Pablo escribió “con profunda institucionalidad, cariño por mi Estado y agradecido siempre con el Pdte @EPN seguimos contribuyendo con México desde @Liconsa”, un mensaje que suena más a resignación y aclaración de rumores que a la búsqueda de un trabajo eficaz al frente de una de las empresas que tiene contacto directo con la gente más pobre del país, y que nos revela que al priísta le costó mucho trabajo escribir, es más “con profunda tristeza y pesar” parecería que quiso decir.

Y es que Héctor Pablo se andaba candidateando de verdad, “queremos que a Oaxaca le vaya bien ¿verdad? entonces si lo hicimos por Liconsa y con Liconsa, lo vamos a hacer por Oaxaca”, dijo en una gira en Pochutla hace unas cuantas semanas, este mensaje es más que claro, el priísta quería contender, además difundió supuestas encuestas en las que él encabezaba las preferencias, deseaba ser gobernador.

“Lo he soñado toda la vida y no es un tema de ego, es un asunto que he hablado desde niño porque cuando naces con esta vocación política, aspiras a gobernar tu estado. Yo creo que es una aspiración legítima de todos los oaxaqueños. Yo aspiro a gobernar Oaxaca, creo que tengo la experiencia, creo que los resultados avalan lo que he planteado en diferentes ocasiones. Ahí está el currículum, la trayectoria, la experiencia, la poca o mucha capacidad que pueda uno tener”, soltó encarrerado apenas el  20 de noviembre pasado.

Lo bajaron del carro. Le dijeron tú no vas. Lo que no me queda claro es si alguna autoridad electoral lo investigará por adelantarse a seguir sus “legítimas aspiraciones”, ¿habrá alguien que indague si el funcionario federal mezcló su trabajo en Liconsa con una aspiración política? ¿Alguien revisará si ocupó recursos destinados al programa de abasto de leche para candidatearse?

Karla López
@lorakar

 

9de30629-b7d3-4676-89c9-22fc862c2f9d
Advertisment
Comentarios
error: Contenido protegido!