Radiografía Murat

Hace unos días los diputados de la 62 legislatura aprobaron cambios en materia político-electoral de los que sobresale y llama poderosamente la atención la disminución en el número de años de residencia en la entidad para ser candidato a gobernador; eran cinco, ahora cualquier apuntado aunque no haya nacido en el estado puede aspirar a la gubernatura solo con que compruebe que ha vivido en Oaxaca los tres años anteriores a la elección.

El aval fue rápido y se concretó en unas horas, pues la iniciativa llevaba meses en la ‘congeladora’ y estaban a punto de rebasar el plazo para hacerlo, además ese mismo día se aprobó que el gobierno de Oaxaca solicite un crédito de 2 mil 400 millones de pesos, solicitud que también estaba estancada en el congreso porque no había ‘consenso’ entre las bancadas, al final quedó como moneda de cambio entre partidos, pues al PRI le urgía la reforma política y a la ‘izquierda’ la aprobación del préstamo para la administración estatal.

¿Por qué el cambio? ¿En qué beneficiará a los ciudadanos el ‘avance’ que se aprobó? ¿para qué nos sirve que ahora cualquier fulano pueda disponer en nuestra entidad con solo tres años de residencia y sin conocer las particularidades de los 570 municipios? ¿no contamos ya con los suficientes políticos oaxaqueños voraces para disputarse el añorado puesto de gobernador?.

Alejandro Ismael Murat Hinojosa podría ser la respuesta y es que pareciera que el congreso local aprobó con dedicatoria los cambios a la constitución, pues no hay otra explicación lógica para que se haya modificado así uno de los requisitos indispensables para ser candidato a gobernador.

Alejandro Murat es hijo del exmandatario José Murat Casab, nació en la Ciudad de México, tiene 39 años y es un hombre estudioso, al menos aparenta serlo, pues además de la licenciatura en Derecho que hizo en el ITAM, tiene dos maestrías una en Derecho y otra en Relaciones Internacionales que realizó en la universidad Columbia en Nueva York (donde de acuerdo con el New York Times  su familia posee varias propiedades), además cuenta con una especialización por la London School of Economics and Political Science, es decir, el joven priista ha tenido acceso a la educación que la mayoría de jóvenes mexicanos no, oaxaqueños menos.

Las trayectorias de Murat hijo y padre parecieran tener los mismos rumbos y un solo fin y es que las similitudes entre uno y el otro son reveladoras: José Murat estudió la misma licenciatura que su retoño, con la diferencia de que asistió a una universidad pública, la UNAM, en cambio Alejandro se matriculó en el ITAM una escuela privada con alto prestigio en el país; ambos forman parte de las filas del PRI y también comparten la característica de ser padres de cuatro hijos.

¿Más coincidencias? Durante mucho tiempo los Murat han vivido del servicio público, uno en Oaxaca, el otro en el Estado de México, por su puesto el exgobernador con una trayectoria inalcanzable en comparación con los puestos que ha ostentado Alejandro, sin embargo, los dos ya fueron diputados federales, Murat Casab por Oaxaca y Murat Hinojosa por el Estado de México, además los dos son cercanos al presidente Enrique Peña Nieto, tanto que Murat padre fue integrante del Consejo Rector del Pacto por México (alianza entre PRI,PAN y PRD para concretar las reformas estructurales), en cambio Murat hijo se hizo acreedor a la dirección del Infonavit, luego de ser parte del equipo de transición.

¿Qué no ha sido Alejandro que su padre sí? Gobernador y senador, además le falta recorrer camino dentro del partido, sin embargo, pareciera que en 2016 le tira “a la grande” arropado por el manto de Murat Casab a quien entre muchísimas otras cosas (unas medio turbias) se le conoce por astuto en los enredos políticos no solo de la entidad, sino del país.

Al parecer Murat padre quiere coronar a su hijo con la gubernatura de Oaxaca, quiere llevarlo a la cúspide igual que él, por lo que cabildeó-negoció para que se aprobaran los cambios en la legislatura local y el siete de junio pasado, los medios serviles nos mostraron las fotografías del joven priísta emitiendo su voto en Oaxaca, ¡ja!, faltaba más a callar las bocas que dicen que Alejandro no es oaxaqueño y que no tiene derecho “a jugar”.

En un hecho supuestamente aislado, Alejandro Murat tuvo una gira en Oaxaca y una intensa exposición en los medios locales unas horas después de la aprobación de los cambios que le dan el aval para ser candidato si así lo quiere, dicen que en política nada es casualidad ¿qué mensaje nos habrán querido mandar?

Si las modificaciones a la constitución no tienen destinatario especial, lo sabremos en octubre, el tiempo pasa rápido, por ahora solo nos queda esperar.
@Lorakar

9de30629-b7d3-4676-89c9-22fc862c2f9d
Advertisment
Comentarios

About the Author

Karla López

Periodista

error: Contenido protegido!